Tips para preparar cremas de verduras sanas

Hoy en día se puede decir que “hasta un niño” podría hacer una crema de verduras.

Es una forma de hablar, obviamente, a los niños hay que mantenerlos fuera de los fogones 😉

Lo que sí es una realidad es que hacer cremas es muy sencillo, y no requiere ni mucho tiempo ni un gasto excesivo de ingredientes. Sólo saber lo que hacemos en nuestra cocina.

Para ello, voy a darte unos pequeños consejos que pueden ayudarte a mejorar tus cremas y hacerlas más saludables.

 

Elige tu crema

El primer paso es saber de qué vamos a hacer nuestra crema, hay que elegir nuestros ingredientes, pero, sobre todo, nuestro ingrediente ‘estrella’.

Si, por ejemplo, decidimos hacer una crema de zanahoria, ¿cuál es el ingrediente ‘estrella’? ¡Premio! La zanahoria. Y, ¿esto qué quiere decir? Pues que tenemos que usar más cantidad de zanahoria en nuestra preparación que de cualquier otro ingrediente.

¿Por qué? Sencillamente porque queremos que nuestra crema de zanahoria sepa a zanahoria, valga la redundancia. Si usamos patatas y zanahorias a partes iguales vamos a perder el sabor principal de la crema que estamos intentando hacer.

Juega con los colores

Si usamos el mismo ejemplo del tip anterior, ¿qué sucede con el color si usamos la misma cantidad de patatas que de zanahorias para una crema de zanahorias? Que va a perder esa tonalidad tan anaranjada que la caracteriza.Zanahoria y calabaza

Así que, bien, este tip es sencillo. Usa ingredientes que tengan una tonalidad igual o similar a la de nuestro ingrediente principal para mantener el color predominante de dicho ingrediente.

Ejemplos:

  • Crema de zanahoria: zanahoria + batata roja / zanahoria + calabaza
  • Crema de calabacín: calabacín + puerro

Extra de patatas

PatatasSuele ser el ingrediente más usado en las cremas para espesar, tanto, que abusamos de ellas. No es necesario.

Como verás más adelante, si quieres que tu crema sea más espesa solo tienes que jugar con la cantidad de agua que uses. Mi recomendación es que si vas a usar patata, no sea más de una, y pequeña 😉

Además, usando poca o nada restamos un poco de carbohidratos en nuestra preparación.

Prepara todo antes de comenzar

IngredientesTener preparados todos los ingredientes que vamos a usar antes de empezar a cocinar nos garantiza tres cosas:

  • Ir más rápido y sobre seguro al cocinar
  • Que no se nos queme nada o se nos pasen los tiempos por ir a buscar un ingrediente que no teníamos preparado
  • Que no usemos alguno por no tenerlo a la vista

El corte importa

Tendemos a pensar que, como las verduras van a acabar pasando por el pasapurés o trituradas en la batidora, cómo cortamos nuestras piezas de verdura no tiene importancia.Corte de verduras

La realidad es que sí la tiene. Tanto en forma como en tamaño, ya que cortar las piezas de forma uniforme garantiza que ninguna de ellas se cocinará más que otra durante la cocción; y cortarlas en tamaños más bien pequeños hará que se impregnen mejor de los sabores mientras rehogamos.

No te olvides de rehogar 😉

Que levante la mano quién no haya visto alguna vez a alguien echar todos los ingredientes en una cacerola, la ha llenado de agua  y la ha puesto a hervir directamente 🙂Rehogar

Rehogar las verduras es importante si queremos conseguir buenos resultados y que nuestra crema le guste a todos por igual. Además, rehogando reducimos el tiempo de hervido posterior, ya que durante el proceso las verduras se van reblandeciendo.

Como recomendación, rehogar por entre 10 y 15 minutos.

¿La cebolla siempre va primero?

CebollaLa cebolla suele ser la primera en entrar en contacto con el aceite en multitud de platos que podemos preparar, pero, no es siempre lo más apropiado.

Puede llegar a ser bastante mejor práctica empezar a rehogar los ingredientes de mayor dureza y acabar por los más blandos. Por poner un ejemplo, si vamos a rehogar zanahoria y la echamos después o al mismo tiempo que la cebolla, esta última se pochará en poco tiempo mientras que la zanahoria aún estará bastante fresca.

Condimenta mientras rehogas

Usar los condimentos elegidos mientras rehogamos consigue que las verduras absorban mejor los sabores, especialmente después de varios minutos de rehogado cuando ya han empezado a ablandarse.

Cremas saludables

AceiteEs bastante común usar diferentes tipos de aceites o grasas para preparar cremas, tales como mantequilla, margarina, aceite de coco o nata.

Cierto es que le aportan diferentes sabores y texturas a las cremas, pero, si tu objetivo es hacer una crema vegetal lo más saludable posible, entonces usa solo una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra durante el rehogado.

Nivel de agua

La cantidad de agua que utilices durante la cocción marcará el espesor de la crema. Si la quieres más cremosa echa agua solo hasta que cubras las verduras. Si por el contrario quieres conseguir una textura más líquida, echa una mayor cantidad de agua.

Tiempo de hervido

HervidoEl tiempo de hervido dependerá del tipo de verduras que vayamos a usar, sobre todo si usamos verduras de mayor dureza. Pero si has rehogado durante al menos 10 minutos, el tiempo medio que necesitarás para que tus verduras estén listas será de unos 15 minutos aproximadamente.

Debes tener en cuenta la dureza de los ingredientes que vayas a usar, y, al mismo tiempo, que un menor tiempo de cocción hace que no perdamos una gran cantidad de nutrientes de nuestras verduras.

Uso de caldos vegetales

Los caldos vegetales no son imprescindibles a la hora de preparar una crema. Aportan un extra de sabor pero también disimulan los sabores naturales de las verduras.

Si vas a hacer uso de los típicos cubitos vegetales, asegúrate de que no lleven aceite de palma.

Triturar

Obviamente tendrás que usar lo que tengas en casa a la hora de triturar. Lo más habitual es usar una batidora de mano o minipimer. Suele resultarnos más cómodo y fácil de limpiar.

Pero si quieres conseguir una buena textura te recomiendo que uses una batidora de vaso con buena potencia. Algunas llevan de serie diferentes programas incluidos para sopas que dejan las cremas increíbles, casi sedosas.

Presentación

Presentación cremaSi esperas una visita y quieres sorprender, la presentación de la crema te ayudará a conseguirlo.

Puedes usar diferentes tipos de platos, cuencos o incluso tarros. Usar ciertos ingredientes como semillas, frutos secos, especias o ramitas frescas para espolvorear o poner encima también otorga un toque especial. Juega con los colores de la crema y usa algún ingrediente que haga contraste.

¿Solo verduras?

Lo primero que pensamos en cuanto a una crema vegetal es que sea de verduras, pero no tiene por qué ser así.Lentejas

Podemos hacer cremas vegetales con diferentes alimentos que no sean verduras, como por ejemplo, legumbres u hongos.

Una crema de champiñones con setas shiitake te sorprenderá tanto como una crema de lentejas rojas. Aquí la imaginación juega un papel importante.

 

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Ya los conocías o echas de menos algún otro? Puedes dejarme tu opinión en la caja de comentarios 🙂

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario